¿Cómo lograr que la cuarentena sea más fácil para los niños (as)?

¿Cómo lograr que la cuarentena sea más fácil para los niños (as)?

Para Aprender, es muy importante convertir la cuarentena por coronavirus en un recuerdo agradable para los más pequeños, en un momento excepcional, donde la familia se debe mantener más unida que nunca. Los invitamos a leer las recomendaciones de la psicóloga española Mercedes Bermejo, consejos que nos ayudaran a atravesar esta situación de la mejor manera posible con nuestros niños (as).

1. Controlar la información que reciben

Es necesario protegerles de la información que puedan no entender o malinterpretar. «Es importante procurar evitar hablar delante de ellos de nuestra preocupación sobre el virus, los contagios o los fallecimientos», explica la psicóloga. Tenemos que transmitir seguridad desde la información, que les llegue siempre de un modo adecuado y adaptado a su edad, explicarles las cosas desde su lenguaje: «a través del juego, utilizando la ilustración», etc. Para ayudar a los padres a hablar del coronavirus con sus hijos, Mercedes Bermejo publicó el cuento ilustrado Rosa contra el virus, que se puede obtener de manera gratuita en la página web de la editorial Sentir.

2. Comunicarnos con ellos

Es imprescindible crear un espacio donde se pueda hablar y expresar emociones como la tristeza, el enfado y el miedo. «Tenemos que ser capaces de acompañar emocionalmente a los niños (as), entendiendo que sus necesidades se están viendo limitadas, no salir, no ver a sus amigos, no ir al colegio, son cosas que pueden generarles gran frustración». «Es más preocupante que los niños repriman, no verbalicen su preocupación y no sepan canalizar la ansiedad. No hay que prohibirles que se enfaden, hay que empatizar con ellos, agachándonos, poniéndonos a su nivel, acompañándolos desde el afecto». Frases como «te entiendo» o «yo también estoy preocupada» ayudan a garantizar la autoestima del pequeño y otro aspecto importante es transmitir protección, garantizarles que «papá y mamá están aquí» o “te vamos a cuidar» puede aumentar su nivel de bienestar sin rechazar o esconder sus sentimientos. 

3. Crear rutinas flexibles

Es importante que en cada casa establezcamos un horario, sin embargo, debe ser flexible, en un contexto así no podemos ser tan rígidos, hay que intentar que haya tiempo para: jugar, leer, estudiar, la tecnología y el ocio en familia». Aumentar el tiempo que pasamos en familia es una de las cosas buenas que nos ofrece esta situación: «Es una oportunidad para crear vínculos y de satisfacer la necesidad que tienen los niños de pasar tiempo con sus padres”.

4. Establecer normas entre todos

Algo imprescindible para estos días de confinamiento es acordar cuáles son las normas en casa, no deben ser impuestas sino acordadas entre todos los miembros de la familia, deben estar escritas «Se pueden colgar en una zona visible de la casa, como la nevera, para que las puedan consultar.

5. Fomentar su autonomía

Aunque preparemos para ellos actividades de ocio, cuentos, manualidades, rompecabezas, pasatiempos o juegos de mesa en familia, también tenemos que incentivar rutinas de autonomía como vestirse, comer solo, o realizar pequeñas funciones en el hogar. 

6. Adaptarnos a ellos

Cualquier exigencia o responsabilidad del menor tiene que estar adaptada a su etapa evolutiva: «No podemos pedirle a un niño que haga cosas que no tiene autonomía para hacer», explica la psicóloga. Hay que acompañarlos hasta que adquieran el aprendizaje y proponerles tareas que pueden cumplir y no generarles una carga de estrés añadido.

7. Dejar espacio al tiempo libre

Es importante dejar que se aburran, el aburrimiento es un bien escaso y útil para el desarrollo y el aprendizaje: «Los niños aprenden a través del juego libre, antes no tenían tiempo para aburrirse, el aburrimiento es creatividad, desarrollo de la fantasía, del pensamiento mágico y de expresión artística”

8. Mantener el contacto con los demás

Es importante mantener el contacto con otros familiares y amigos por videollamadas u otros medios. Hay figuras relevantes para los niños (as), sus amigos, sus abuelos, es recomendable mantener la comunicación de forma sencilla y lúdica.

9. Acompañarlos en sus emociones difíciles

Es normal que los niños se frustren, que sientan la presión, que estén inquietos porque no pueden canalizar la energía. Los adultos somos nosotros y tenemos que tener la capacidad de autocontrol y de acompañamiento emocional para que el día a día sea lo más llevadero posible.

10. Controlar nuestras emociones

Tenemos que preocuparnos por nosotros mismos, intentar no agotarnos, no exponernos más de la cuenta y no volcar nuestra frustración contra los menores: «Es importante que los niños se sientan protegidos y cuidados, vivimos un tiempo único y es algo temporal, transitorio, la familia nunca va a estar tanto tiempo junta, así que mejor crear un recuerdo bonito».

«En general las familias están reaccionando bien y desde una actitud protectora, de cuidado y de afecto hacia sus hijos «

Sea cual sea la dificultad a la que tenemos que hacer frente en una situación como esta, hay que dedicar atención especial a los niños (as) para no convertir este momento en un recuerdo traumático: es importante cuidarnos y cuidar a los más pequeños rodeándolos de seguridad, cariño y afecto.

Aprender, está dispuesto a escucharlos, orientarlos y acompañarlos siempre

¡VISITANOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!

Facebook: https://www.facebook.com/aprender.acim

Instagram:  https://www.instagram.com/aprenderacim/

Deja un comentario

Abrir chat
Necesito mas información
Powered by